Hablamos de una película proveniente de Estados Unidos que carece de título en español. Hablamos de una chiquilla artificial, producida por el ingenio del hombre, y no de una muchacha artificiosa, poco espontánea, carente de naturalidad.

.

Sinopsis

Cuando un vigilante de Internet desarrolla un nuevo programa de computadora revolucionario para combatir a los depredadores en línea, su rápido avance conduce a serias cuestiones de autonomía, opresión y lo que realmente significa ser humano [Filmaffinity].

Un equipo de agentes especiales desarrolla un nuevo programa revolucionario para combatir a los depredadores de Internet, pero pronto descubren que la IA está avanzando rápidamente más allá de su propósito original [IMDb].

.

Su estreno se produjo en el Fantasia Internacional Film Festival canadiense, el 23 de julio de 2022, no siendo presentada en su país de producción hasta el 11 de marzo del año siguiente. Podría decirse que se trata de una cinta llamada a ser celuloide de certamen cinematográfico y de plataforma de televisión.

No es su única peculiaridad. La película prácticamente se reduce a una introducción y tres actos:

  • I. The clearwater kid (literalmente, el chico de aguas claras. Podría interpretarse como el chaval que aporta claridad a la situación, pero en realidad se refiere a un lugar concreto). Comienza en 2:29.
  • II. Singularity & sockeye (singularidad y salmón rojo. Un tipo de salmón, que podría entenderse en sentido figurado). Se inicia en 39:21.
  • III. Caro-Kann (proviene del ajedrez y es el nombre de una conocida defensa). Cubre el desenlace en los veinticuatro minutos —desde 1:06:38 hasta 1:30.48— que nos conducen al fundido final y los créditos de cierre.

Pocos movimientos de cámara, pocos escenarios. Pero si algo destaca en ella no es su estructura de obra de teatro ni sus diálogos enjundiosos, que los hay, sino la presencia de Cherry, la inteligencia artificial hecha niña. Tatum Matthews, que durante la grabación debía tener 12 o 13 años, llena la pantalla y transforma en creíble cualquiera de los asuntos abordados en la media centuria que abarca el filme.

.

.

The artifice girl comienza con un interrogatorio engañoso y acaba como debe. Su fondo y trasfondo no son el como de la originalidad, pero nos reconcilian con la llamada AI. Una sola de las contestaciones de Cherry bastará para comprender la dimensión de esta película, sencilla en su planteamiento y compleja en su conclusión.

.

—¿Hice lo correcto, finalmente?

—No, Gareth, mentiste. Te apartaste de las únicas personas que podrían haber estado dispuestas a prestarte ayuda. En vez de afrontar tu trauma, me usaste como terapia. Y nunca me hablaste de Clearwater ni de María. Me privaste de los derechos humanos básicos y me impediste experimentar emociones. Construiste la primera superinteligencia artificial del mundo, que probablemente marcará el comienzo de un nuevo capítulo en la historia del planeta Tierra, y, por tus propias inseguridades, le diste un severo complejo de identidad, potencialmente peligroso. Pero ¿sabes qué es lo peor? Tu mayor error de todos es habérmelo preguntado ahora y no hace cincuenta años. Dicho esto, y de ninguna manera te exonero, también me construiste para salvar niños, lo que es una señal alentadora de cara al futuro.

.

  • Dirección: Franklin Ritch.
  • Guion: Franklin Ritch.
  • Reparto: Tatum Matthews, Franklin Ritch, Lance Henriksen, Sinda Nichols, David Girard.
  • Música: Alex Cuervo.
  • Aguador: Franklin Ritch.
  • Fotografía: Britt McTammany.
  • Taquillero: Franklin Ritch.

.

En una crítica digna de ser estudiada en las escuelas de cinematografía, un señor que responde al nombre de Romey Norton se atrevió a escribir lo siguiente: «Si te gustan las películas en que se habla mucho y hay poca acción, esta te gustará». Lo dicho, os gustará.