Cuchillo para un Génesis

La Biblia es un libro de libros que está familiarizado con las armas. Baste recordar la apócrifa quijada de Caín, la espada de Judit o el cuchillo de Abraham. Pero no es de la Biblia y su Génesis de lo que os quiero hablar.

En una entrada reciente, respondí a una pregunta sobre virtuosos de la guitarra poniendo el acento en Steve Hackett. En varios correos electrónicos se me ha insistido en que, ya que hablaba de Hackett, lo hiciera también sobre Genesis.

Empezaré diciendo que sólo considero la contribución de Genesis a la música contemporánea hasta el disco Seconds Out, grabación en vivo que siguió al álbum de estudio titulado Wind and Wuthering (1976). Tras la marcha de Steve Hackett, el grupo siguió por otros derroteros que no me resultan especialmente afines.

Del buen puñado de discos publicados por Genesis desde su creación, destacaría el segundo: Trespass (1970). Curiosamente, entre sus músicos no cuenta ni con Phil Collins (el batería es  John Mayhew, que abandonaría el proyecto para dedicarse a la ebanistería) ni con Steve Hackett (figura Anthony Phillips, extraordinario instrumentista). Trespass marca el futuro de una de las bandas más importantes del llamado rock progresivo o rock sinfónico. En YouTube podéis escuchar el disco íntegro, tratado en 2007, pulsando sobre la portada.

Contornos (104) Genesis. Trespass. Portada

Trespass contiene un puñado de grandes temas. Uno, sin embargo, destaca sobre los demás. Es The Knife, una pieza que se clava como un cuchillo en el ánimo de quien lo escucha. Un trabajo de excepcional composición, coronado por la voz de Peter Gabriel y el formidable toque de Anthony Phillips a la guitarra, con una letra que merece la pena.

Tell me my life is about to begin
Tell me that I am a hero,
Promise me all of your violent dreams
Light up your body with anger.
Now, in this ugly world
it is time to destroy all this evil.
Now, when I give the word
get ready to fight for your freedom
Now

Stand up and fight, for you know we are right
We must strike at the lies
That have spread like disease through our minds.
Soon we’ll have power, every soldier will rest
And we’ll spread out our kindness
To all who our love now deserve.
Some of you are going to die
Martyrs of course to the freedom that I shall provide.

I’ll give you the names of those you must kill,
All must die with their children.
Carry their heads to the palace of old,
Hang them high, let the blood flow.
Now, in this ugly world
break all the chains around us,
Now, the crusade has begun
give us a land fit for heroes,
Now

Stand up and fight, for you know we are right
We must strike at the lies
That have spread like disease through our minds.
Soon we’ll have power, every soldier will rest
And we’ll spread out our kindness
To all who our love now deserve.
Some of you are going to die
Martyrs of course to the freedom that I shall provide.

We are only wanting freedom
We are only wanting freedom
We are only wanting freedom
We are only wanting freedom («Freedom, freedom, freedom, freedom…»)
We are only wanting freedom («Things are getting out of control here today»)
We are only wanting freedom («OK men – fire over their heads!»)
We are only wanting freedom

We have won!

Some of you are going to die,
Martyrs of course to the freedom that I shall provide.

Toda una declaración de guerra… contra los manipuladores que provocan las guerras. 1970. Pocas cosas han cambiado. Mi edad, el peso de Peter Gabriel y los nombres de los que se empeñan en hacer el mundo a su imagen y semejanza, en siete días o menos. Embaucadores de nuevos Génesis que se escriben con la dialéctica del Apocalipsis.

1 Comentario

  1. Estos no son los Genesis que yo conocía. Muy interesante la letra y tu texto. Martires por supuesto de la libertad que yo proveeré… y administraré. Listos, que son unos listos.

Responder a Alf On Cancelar la respuesta

La dirección de correo no se publicará.

*