Si tuviera que elegir un disco de Lou Reed posterior a The Velvet Underground, me lo pensaría unos instantes y acabaría eligiendo Berlin, un LP con diez canciones publicado en 1973.

Si tuviera que quedarme con uno solo de los muchos temas que compuso, respondería de inmediato Walk on the wild side, la pieza que cierra la cara A del álbum Transformer (1972).

.

.

La discografía de este compositor, cantante y guitarrista nacido en Nueva York abarca más de una veintena de obras a lo largo de casi cuatro décadas, pero es lo que hay. Sus dos primeros años en solitario marcan su carrera y un trocito de nuestras vidas.

Walk on the wild side es tan rematadamente buena que hasta Albert Pla se ha atrevido a versionearla. Nadie que ame la música, cualquier música, debería ignorar su bajo, su tu, turú, turú… y su solo de saxo.

Holly came from Miami, F.L.A.
Hitch-hiked her way across the U.S.A.
Plucked her eyebrows on the way
Shaved her legs and then he was a she.

She says hey, babe,
Take a walk on the wild side.
Said hey, honey,
Take a walk on the wild side.

11 de agosto de 2023, cumpleaños. Recibo una llamada que me recomienda que no me pierda un vídeo de 5 minutos 43 segundos de duración. «Lo tienes fácil —me dicen—, está en YouTube. Es mi regalo en un día tan señalado». Tan señalado para mí, se entiende.

El enlace recibido me transporta a un «remix» de Walk on the wild side. El vídeo tiene sonido y tiene imagen. Imágenes, ilustraciones en movimiento que dan fuerza y sentido a la versión firmada por Emi on Bass. Recomendable para disfrutarlo en casa, con las ventanas cerradas para que no entren bichos, listo para poner en práctica las acepciones 1 y 2 del término «boquiabierto»:

  • 1. adj. Que tiene la boca abierta.
  • 2adj. Embobado o pasmado mirando algo.

.

.